Contact Us:

670 Lafayette Ave, Brooklyn,
NY 11216

+1 800 966 4564
+1 800 9667 4558

prestamo bancario para PYMES

Los comprobantes electrónicos  registran información veraz de las finanzas de las Mipyme, para que accedan a financiación mediante el factoring o los créditos bancarios. Gracias a esta práctica, las micro, pequeñas y medianas empresas pueden utilizan la facturación electrónica para generar liquidez. Sin embargo, existe otra alternativa más útil como financiamiento: los créditos bancarios.

La facturación electrónica es una herramienta que los bancos pueden tomar como referencia para evaluar la capacidad de pago de las Mipyme. Este sistema abre una puerta importante para que las empresas consigan financiamiento directo y puedan acelerar sus planes de crecimiento con una mayor acumulación de capital.

Factoring VS Créditos

El factoring tiene la ventaja de que las empresas puedan vender sus facturas negociables para obtener liquidez. Sin embargo, advirtieron una limitante es que la entidad financiera que compra la factura no evalúa el historial crediticio de la empresa que vende el documento contable, sino del deudor.

Es por este motivo que casi el 100% de las facturas electrónicas que acceden al factoring tienen como adquirentes a las grandes empresas (que tienen una capacidad de pago indudable) y, por este motivo, estos comprobantes representan menos del 2% de todos los que podrían ser negociados.

En el caso del crédito bancario sucede lo contrario. La entidad evalúa solo la capacidad de pago de la Mipyme. Con TumiSoft, el sistema de facturación electrónica muestra información veraz de las finanzas de la compañía y así puede acceder a mejores oportunidades de financiamiento por capital de trabajo. Presentar tus libros contables por medio de un sistema facturador es mucho más claro para un banco y eso incrementa muchísimo la posibilidad de acceder a un préstamo mayor.

“Al tratarse de un registro fidedigno de su actividad comercial, las organizaciones pueden utilizar la facturación electrónica como una herramienta para demostrar ante las entidades crediticias quiénes son sus clientes y si son leales, a cuánto ascienden sus ventas, sus principales productos, tendencias del mercado y todo tipo de data que contribuya a demostrar que una compañía es un buen pagador”.

Si aún no tienes un sistema estable de facturación electrónica, te invitamos a escribir a nuestro equipo de ventas o dejar tu contacto en este link. Así podremos asesorarte en todo el proceso de implementación. ¡Recuerda que las facturas electrónicas ya son obligatorias!